Semana 6. Rumbo al norte

Alguno se habrá preguntado por qué no posteo nada desde hace dos semanas. La respuesta es bien sencilla: viajes improvisados. A donde fuimos la semana 6, lo habréis intuido por el título.

Empecé el viernes 25 como cualquier otro viernes, arriba a las 7:30, un bol bien lleno de cornflakes y plátano (mi nuevo desayuno canadiense), y pocas ganas de ir a clase (solo 3 palabras: lexicología, morfología, semántica).

Así pues, me preparaba para pasar un fin de semana tranquilito, cuando de repente, Bárbara y yo decidimos ir a Quebec, para visitar a una amiga suya, y apuntarnos al viaje que tenía planeado y al que dudábamos si ir desde hacia una semana.

Con prisa y sin pausa tocó reservar unos asientos en un coche compartido (covoiturage), hacer la mochila (o mejor dicho el tetris de cómo meter cámara, trípode, guia de viaje, pijama, pantalones, camisetas…en una mochila de clase) y en marcha. Pero antes, visita obligatoria por el jardín botánico y las luces de las linternas chinas (gratis para los estudiantes con un papelito que nos dieron).

Jardin botánico

Así que a las 8 nos plantamos en metro Crémazie, con cara de interrogante. A cada uno que pasaba pensábamos: seguro que es este. Al final el hombre llego puntual (10 minutos antes), y tras esperar al otro compañero, en ruta para Quebec. Dos horas y media, y varias conversaciones varias interrumpidas por expresiones québecquoises, llegamos a la gasolinera donde habíamos quedado.

Tras casi una hora helándonos, esperando a que nos vinieran a buscar, se nos ocurrió que quizás había algún problema, y que deberíamos llamar. Y al abrir el móvil un mensaje nos informó que, efectivamente, teníamos que ir andando. Con el frío que hacía, y la hora intempestiva, decidimos coger un bus.

Al día siguiente, en dos coches de alquiler, pusimos rumbo al norte. El paisaje, magnífico. La música, repetitiva. La gente, simpatiquísima.

A la una estábamos en Tadoussac, comiendo en una playa, y observando el río Saint Laurent.

Tadoussac

Por la tarde, nos acercamos a un parque nacional, y desde una punta, bajo el viento implacable, pudimos observar algunas ballenas pasar.

Tadoussac balenas

La puesta de sol desde Tadoussac fue preciosa, y aunque no pudimos ver belugas, mereció la pena.

Después camino el Lac Saint Jean, donde habíamos reservado un albergue. Se hizo rápido de noche, el viaje se hizo eterno, pero llegamos por fin. El cansancio no pudo con nosotros, y nos dispusimos a prepar tortilla de patatas para todos. Solo diré que para ser las 12 de la noche, tener que alimentar a 10 personas y disponer solo de las sartenes del albergue, la cosa salió francamente bien!

Al día siguiente, y con energías renovadas, nos dividimos en dos grupos, unos fueron a ver un zoo con fauna local, y nosotros fuimos a un parque, para hacer un paseo en bici, 30 km al lado del lago, que parecía realmente el mar, porque no se veía la otra orilla. Empezó a llover y tras una comida en el MacDonalds y un paseo por Wallmart, de vuelta a la ciudad de Quebec.

El lunes visitamos la ciudad en sí, que es una mezcla curiosa entre Paris, Londres  y Nueva York, con paredes pintadas y un cierto toque europeo. El tiempo decidió mejorar, así que tras la visita al parlamento pudimos ver algunos rayos de sol.

Quebec

A las 3 teníamos que volver a Montreal, pero el hombre que tenia que llevarnos no llegó, así que al final salimos a las 6. El resto de la semana fue igual de intenso, pero en vez de lleno de viajes, lleno de trabajos y estudio.

2 Respuestas a “Semana 6. Rumbo al norte

  1. Y cómo funciona eso del covoiture aunque nos os hubiera funcionado bien del todo?

    • Pues aquí, a parte de nuestro problemilla, funciona bastante bien (la chica que tenía que viajar con nosotros dijo que era la primera vez que le pasaba en 3 años).

      La cosa es que te apuntas en la web, buscas el destino y la fecha, y pagando 5 dólares a la agencia y unos 10-20 al conductor, te lleva.

      La web es http://www.amigoexpress.com/, pero es especifica de Quebec (igual hay alguna de Ontario). Si te vas a apuntar dime y te doy un código para que te salga gratis.

      Si no, los coches de alquiler y la gasolina están genial de precio, sobre todo si divides entre 4-5 personas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s