Semana 2. Visitas variadas.

Escribo ya desde una nueva localización: mi piso.

Todo aquel que haya buscado piso alguna vez, sabe que esta frase es el resultado de un largo proceso de castings, en los que uno se siente un poco como los perritos de las tiendas, intentando hacer monerías/poner cara de corderito degollado/alardear de todo lo que haría de uno un buen compañero para que te elijan para el piso que más te gusta.

apartment 014

Mi habitación

appart2

El salón

Mi casting fue la semana pasada, pero no pude mudarme hasta ayer. Así que el resto de la semana lo he dedicado principalmente a hacer papeleos variados. Aquí, ocurre lo mismo que con el piso: todo el que haya hecho algún tipo de papeleo sabe lo engorroso que puede llegar a ser. Pero ya casi he acabado, así que ha merecido la pena.

Y entre tanto papeleo, también saqué tiempo para visitar la universidad y conocer a demás estudiantes extranjeros. La verdad es que aquí los estudiantes son un grupo muy muy muy activo (con decir que los tours de la universidad los daban estudiantes voluntarios en su mayoría, creo que lo tengo todo dicho).

La Federación de asociaciones de estudiantes del campus de Montréal

La Federación de Asociaciones de Estudiantes del Campus de la Universidad de Montréal

La universidad es muy grande, bastante europea, aunque también tienen las típicas novatadas que se suelen ver en las pelis y la gente se lo pasa genial. Es una manera de conocer a los que van a ser tus compañeros de carrera durante un cierto tiempo y de perder la vergüenza. Algunos ejemplos son disfrazarse de picachu o cantando canciones a pleno pulmón (después de cierto tiempo puede resultar cansino).

Pero en realidad esta semana comenzó el domingo pasado con una visita genial: el parc Mont Royal. Es fácil de adivinar que se trata de uno de los lugares más mimados por los montrealeses, que le deben su nombre. Es el gran pulmón verde de la ciudad. Y los domingos se llena de gente que busca hacer un poco de ejercicio –sufriendo, la mayoría de ellos, estoicamente- o simplemente pasear a sus perros, sus bicis o a sí mismos.

wood

A parte de ello, he visitado varios lugares de la ciudad. El más interesante, o por lo menos el que más me sorprendió, es una fuente con fuego. Está situada en el quartier international, que viene siendo el de los negocios.

Imagen 063

En cuanto a la comida, cabe destacar la poutine, mezcla de patatas fritas y queso, con salsa tipo barbacoa (más o menos) por encima.

Y con esto ya me despido, más la semana que viene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s